Descubre cuál es el primer paso para diferenciar tu marca

Suscríbete a mi newsletter y consigue ahora mi ebook gratuito sobre el propósito de marca para sobresalir entre la multitud.

Cómo escribir el manifiesto de tu marca activista

Cómo escribir el manifiesto de tu marca activista

Cómo escribir el manifiesto de tu marca activista

¿Crees que el mundo está plagado de asperezas que desearías limar? ¿Sientes que hay mucho brillo que sacar en el sector educativo, en temas de conciliación, en cómo nos relacionamos con la naturaleza y los animales o simplemente, con nosotros mismos? ¿A veces sientes que de ti emerge una necesidad de querer inspirar y ayudar a otras personas a vivir la vida a través de otra mirada?

Entonces, déjame que te diga que ya posees todo el potencial para convertirte en una marca activista. El siguiente paso es pasar a la acción.

Y bueno, antes de pasar a la acción, ordenar todas esas ideas que ahora emergen de tu mente visionaria para que puedas comunicar tu misión con precisión y empezar a reunir a tu tribu. Esa que te ayudará a transformar tu propósito de cambio en un movimiento social.

Para facilitarte esta tarea en este artículo voy a darte algunas pautas para que seas capaz de transformar esa motivación que te nace de lo más profundo de tu ser en el manifiesto de tu marca activista: un texto inspirador que diga alto y claro quién eres, a qué has venido y por qué tú eres la persona adecuada para acompañar desde tu propia experiencia a todas esas personas que también desean ser parte de esa nueva realidad que propones.

¿Empezamos?

The Maptia Manifesto

Empieza por tu propósito de cambio

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que tu manifiesto es una declaración de intenciones en el que vas a exponer el punto de vista que tiene tu marca sobre algo concreto y que tiene que integrar: lo que quieres conseguir (YO) y por qué eso también es importante para la sociedad (NOSOTROS). Lo uno sin lo otro no puede funcionar.

Es decir, que el manifiesto de tu marca activista no es una carta a los reyes magos o un mensaje en una sola dirección, sino un texto que resume aquello que para ti es importante y que sabes que también lo es para una parte de la sociedad.

Por tanto, lo primero que tienes que dejar reflejado en tu manifiesto es: ese propósito que compartís.

Argumenta tu por qué

Cuando lo hayas reflejado, ya puedes pasar a describir por qué tú eres la persona ideal para liderar y llevar a cabo ese compromiso.

¿En qué crees? ¿De qué manera haces tú las cosas para defender con tanta convicción que si el mundo funcionase de otra manera sería un lugar mejor? ¿Cuáles son esas líneas rojas que no quieres traspasar porque te alejan de tu centro y de ese compromiso que has asumido?

Deja reflejados en tu manifiesto aquellos valores que te ayudan a dar coherencia a tu propósito de cambio. Exprésalos con acciones concretas y reales y así será más fácil que las personas puedan sentirse identificadas con tu misma visión del mundo. No necesitas una colección de valores que quedan muy bien sobre el papel, pero que suenan ambiguos y vacíos de contenido.

Explica tu plan de acción

Las personas que comparten tu propósito ya tienen sembrada la misma semilla del cambio en ellas; tan solo necesitan encontrar a una persona que les ayude a dar el primer paso y que esté dispuesta a acompañarles y hacerles el camino más fácil.

Por eso, no te limites a exponer únicamente los problemas que existen a día de hoy y sus consecuencias. El objetivo principal de tu manifiesto de marca es invitar a otras personas a pasar a la acción y mostrar una dirección hacia el cambio. Así que utiliza verbos en primera persona del plural para que dichas personas puedan sentirse integradas en tu misión.

También puedes utilizar frases inspiradoras, verbos que inviten a la acción y ejemplos reales. Pero recuerda que no estás escribiendo para un concurso de escritura. Evita las expresiones y conceptos abstractos para que sea más fácil imaginar acciones concretas y enamorarse de los posibles resultados a dichas acciones.

Escríbelo con tu propio estilo

Cuando ya tengas tu primer borrador es el momento de impregnarlo con tu estilo. Relee el texto y reescribe aquellas frases que suenen demasiado genéricas y sin emoción.

Pregúntate: ¿cómo eres y cómo te describes? ¿Con qué actitud te enfrentas a dicho problema? ¿Cómo quieres que se sientan las personas que formarán parte de tu movimiento?

Deja reflejada tu personalidad en los textos que escribes. Si eres una persona desenfadada que afronta los nuevos retos con optimismo, haz que tu visión y actitud queden plasmadas en las frases de tu manifiesto. De esta manera las personas que lo lean serán capaces de visualizar un nuevo mundo a través de tus ojos y actitud frente a la vida.

Termina con una promesa

Para mantener el clímax hasta el final y conseguir que las personas sigan pendientes de todo lo que les vas a ofrecer a continuación, tienes que comprometerte con algo: hacer una promesa.

Si consigues que las personas que desean conseguir el mismo cambio que propones se ilusionen con tu promesa, ya tendrás a tus primeros seguidores más fieles.

Por supuesto, esta promesa debe ser creíble y al mismo tiempo, tu trabajo ha de consistir a partir de ahora en demostrar de qué manera consigues llevarla a cabo. Pero no te preocupes por ello todavía. Acabas de dar un gran paso escribiendo el manifiesto de tu marca activista. ¡Enhorabuena!

Celébralo y disfruta la emoción de tener claro cuál es el mensaje de tu marca. Empieza a comunicarlo en todas partes y reúne a tus primeros seguidores. Al fin y al cabo, los grandes cambios nunca han sucedido desde el individualismo. Si quieres conseguir un impacto real, vas a tener que convencer a una parte de la sociedad de que el cambio que propones es posible.

Niddo Manifesto

Ya tienes el manifiesto de tu marca activista. ¿Y hora qué?

Ahora que ya tienes tu manifiesto, tiene que llegar a las personas adecuadas. Así que es el momento de comunicar tu mensaje en todas partes. Puedes hacer uso de tu maravillosa imaginación, pero aquí te propongo algunas ideas que pueden resultarte muy útiles:

Lo importante en un manifiesto de marca es conseguir que tu mensaje se expanda para reunir a aquellas personas que comparten tu misma visión del mundo y que están dispuestas a acompañarte para ser parte del cambio que propones.

Así que ya sabes, ¡a escribir! 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no tienes mi ebook gratuito?

Descárgalo ahora y descubre cuál es el primer paso para tener una marca dinámica que ponga tu proyecto en el lugar que se merece.