Descubre cuál es el primer paso para diferenciar tu marca

Suscríbete a mi newsletter y consigue ahora mi ebook gratuito sobre el propósito de marca para sobresalir entre la multitud.

Cómo pedir presupuestos web como un experto/a

Cómo pedir presupuestos web como un experto/a

Cómo pedir presupuestos web como un experto/a

“Necesitas una página web”. ¿Qué haces?

Empiezas con una búsqueda rápida en internet, pides algunos presupuestos y comparas. Los presupuestos varían de los 100€ hasta los 8.000€ y no entiendes porqué.

Hoy voy a contarte qué puntos debes tener en cuenta antes de pedir los presupuestos para que la comparación pueda ser real. ¡Vamos allá!

1. Hosting y dominio

El hosting es un espacio virtual donde van a ir alojados todos los archivos de tu web. Y el dominio es el registro de tu dirección web.

Hay agencias que se encargan de llevar toda la gestión de la contratación de hosting y dominio. Algunas, incluso pueden alojar tu página web en su servidor privado porque suele ser más seguro.

Mis clientes prefieren tener más independencia en este aspecto y lo contratan directamente.

Tomes la decisión que tomes, especifícalo cuando pidas tu presupuesto web para que no haya sorpresas. Y siempre siempre, contrátalo a tu nombre.

Si buscas un buen servicio de atención al cliente, IONOS puede ser una buena opción. Si lo que buscas es una buena relación calidad-precio, Strato puede ser la opción que necesitas.

*Que conste que no me llevo ninguna comisión.

2. Plataforma

Hoy en día existen muchas plataformas con las que poder gestionar tu web. Además, algunas con una interfaz muy intuitiva que te facilitan mucho el trabajo aunque no tengas conocimientos de programación.

Las más conocidas son: WordPress, Drupal, Prestashop, Wix, Squarspace…

Sería interesante que comentaras con el diseñador o con el programador qué intención tienes a corto-medio plazo en cuanto al uso de tu web. ¿Quieres una web que actualice poco el contenido? ¿Prefieres tener libertad de añadir, eliminar o modificar páginas a medida que vayas creando nuevos productos y servicios?

Existen algunos plugins llamados «constructores» que permiten incluso modificar los textos y la estructura de las páginas fácilmente sin ser programador. Elementor es el que suelo utilizar yo con mis clientes y solo he recibido buenos comentarios, así que lo recomiendo 100%.

3. Plantilla o web a medida

Este punto hará que tu presupuesto pase de 2-3 cifras a 3-4 cifras. Pero tiene trampa. ¿Te suena “lo barato sale caro”? Así ha sido mi experiencia cuando he trabajado con plantillas.

Al principio todo funciona muy bien, pero luego aparecen los problemas. Y lo que habías ahorrado al principio lo acabas pagando después en mantenimiento. Por eso decidí no trabajar más con ellas.

Te expongo mis razones y tú decides.

Las plantillas están pensadas y diseñadas para ser vendidas al máximo número de personas (por eso son baratas). Te permiten hacer muchísimas cosas aunque no las vayas a utilizar nunca. Y esto hace que tu web vaya muy lenta. 

Una web lenta ahuyenta a las visitas y Google te penalizará sin las primeras posiciones de su buscador. Si tu web no aparece en la primera página de las búsquedas de Google, te será muy difícil vender online.

En una web a medida el diseño da prioridad a tu contenido para que puedas transmitir tu mensaje de forma adecuada. 

En una plantilla, tu contenido se adapta a lo que el diseño permite. ¿Qué prefieres? ¿Tener una web bonita o que tu mensaje se entienda?

¿Cuántas webs visitas a la semana? ¿Cuántas recuerdas? Si usas una plantilla tu web será parecida a otras que utilicen esa misma plantilla. Reza para que tu competencia no compre la misma.

Los plugins nos hacen el trabajo más fácil. Pero si abusas de ellos, pueden aparecer incompatibilidades que habrá que solucionar tarde o temprano. Todo lo que puedas hacer sin ellos, mejor.

Cada desarrollador tiene su forma de escribir código y arreglar el de otra persona puede ser un auténtico quebradero de cabeza que obliga a invertir más tiempo y dinero.

El único caso en el que te recomiendo usar una plantilla es si buscas una solución rápida y económica que te permita validar tu idea y buscar otra solución mejor a corto plazo. MUY a corto plazo.

Si lo que buscas es una web que te acompañe bastante tiempo, huye de ellas.

4. Tipo de web

Decidir para qué vas a utilizar tu página web es clave. No es lo mismo ofrecer servicios, que vender productos desde tu página.

Tu página puede ser una web de servicios, un e-commerce o incluso una escuela de cursos online. Es más, aunque ofrezcas servicios, puede que a corto plazo no quieras vender a través de tu web pero, en un futuro próximo, sí ofrecer la posibilidad de comprar y descargar un producto digital. En este caso, será necesario escoger qué opciones de pago quieres incluir en tu web. Paypal y Stripe suelen estar entre las preferidas, pero hay otras opciones.

Especifica bien qué tipo de web necesitas ahora y a medio plazo para que puedan tenerlo en cuenta tanto en el presupuesto como en la creación de la web.

5. Fotografías

Cuando buscas plantillas o referencias para tu web, puedes encontrar diseños súper chulos que le dan un aire muy profesional a esa web. Luego tú pones unas fotos cualquiera y aquel diseño súper chulo se ha convertido en una web mediocre y del montón. ¿Qué ha pasado?

Pues que las fotografías que utilices también son importantes. Por eso es recomendable utilizar fotografías profesionales. 

Éstas pueden ser hechas en una sesión fotográfica o utilizando imágenes de stock baratas, y a veces, incluso gratuitas. Aunque ten cuidado si eliges esta segunda opción porque muchas de estas fotos han sido utilizadas tantas veces que hoy ya transmiten un aire irreal y distante. 

Si buscas transmitir una imagen más cercana, invierte en una buena sesión de fotos.

6. Copywriting web

¿Quién redactará los textos? ¿Cuántas páginas habrá que redactar? ¿En cuántos idiomas vas a tener tu página? ¿Quién traducirá los textos?

Puede que decidas escribir tú mismo/a los contenidos de tu web, pero si no tienes unos conocimientos básicos de copywriting web, te recomiendo que, como mínimo, pidas orientación o incluso una revisión de tus textos. Así tendrán tu propio estilo, pero al mismo tiempo estarán redactados y estructurados de forma persuasiva.

Especifícalo cuando pidas tu presupuesto. Pide orientación. Muchos diseñadores colaboran con otros profesionales y te los pueden recomendar.

7. Atraer tráfico a la web

Si crees que tener una web significa abrir las puertas y esperar que las personas lleguen por sí solas, siento decirte que el mundo es más cruel de lo que imaginas.

Tener una página web solo es el primer paso. Después empieza el trabajo duro. A menos que seas muy conocido y las personas te busquen directamente en el buscador, necesitarás utilizar alguna estrategia para atraer tráfico hacia tu web.

Puede ser mediante publicidad pagada, con una estrategia de SEO, o con estrategias de atracción de tráfico orgánico tipo inbound marketing.

Puedes empezar por una de ellas y más adelante probar con las otras.

8. Captación de suscriptores

Para captar suscriptores será necesario añadir varios formularios en tu web. Es recomendable obsequiar con algún recurso, ya sea un descuento o un archivo descargable en agradecimiento por los datos que te han dado. Y no estaría de más, mantener un contacto periódico con todos los suscriptores que forman parte de tu base de datos.

Especificar con qué gestor de suscriptores harás esta recopilación de suscriptores sería recomendable. Asegúrate también, si el gestor que has escogido ofrece un plan gratuito mientras tengas pocos suscriptores.

IMPORTANTE: Para recopilar datos de otras personas y guardarlos en tu base de datos, es necesario cumplir con la ley de protección de datos RGPD. Te recomiendo contratar a una empresa especializada que te dé de alta en el registro y redacte todos los textos legales de las páginas que tendrás que incluir en tu web.

Éstas suelen ser: el Aviso legal y la Política de privacidad

También es importante tener una página de Cookies donde especifiques las que tienes instaladas en tu web.

9. Marketing digital

Las herramientas de Google Analytics y Google Search Console, a priori, no tienen nada que ver con el diseño y el desarrollo web. Pero necesitarás estar familiarizad@ con ellas tarde o temprano.

Te permiten conocer el número de visitas, de dónde proviene el tráfico, qué páginas y qué contenidos son los más visitados, indicar qué páginas no quieres indexar en los buscadores… Detalles que te permitirán ver si estás obteniendo resultados en tus acciones de marketing.

Activar y sincronizar las cuentas es muy sencillo, pero si todavía no tienes tiempo de familiarizarte con ellas, pregunta si tu desarrollador puede incluir estas gestiones para que tu página recoja información desde el minuto cero.

Si tienes intención de hacer publicidad online, también será necesario instalar el Píxel de Facebook o incluso, el de LinkedIn

Este Píxel es un pequeño código que se inserta en la cabecera de todas las páginas de tu web para recopilar datos parecidos a los que te he comentado antes. Pero en este caso, te permitirán invertir mejor tu dinero haciendo campañas solo a aquellas personas que comparten las mismas inquietudes que las personas que visitan habitualmente tu web, en vez de molestar a personas que no tienen ningún interés en tus servicios.

10. Extras

Llegados a este punto, ya tienes prácticamente todos los cabos atados. Pero nunca está de más especificar algunos detalles más que puedan ser útiles. Sobre todo si tu proyecto o tu web se aleja de lo más estándar.

Por ejemplo, hoy en día todas las webs deberían ser responsive. Es decir, adaptarse a los dispositivos móviles a la perfección. Y aunque parece obvio, nunca está de más especificarlo a la hora de pedir tu presupuesto.

¿Tienes una fecha máxima de entrega? ¿Tienes programados los contenidos escritos o la sesión fotográfica para más adelante? Si ya conoces algunas fechas clave, coméntalo. Puede que para el presupuesto no varíe tu precio, pero ayudarás al diseñador o a la agencia a planificarse mejor y a tener todo bajo control.

¿Necesitas formación en WordPress u otra plataforma para no depender de nadie cuando ya tengas tu web? 

¿Querrás que la persona que ha creado tu web se encargue de su mantenimiento? Los gestores de contenidos tipo WordPress y los plugins se van actualizando periódicamente para adaptarse a las nuevas necesidades y asegurar la seguridad de tu web. Y a veces, aparecen incompatibilidades que se tienen que arreglar. Por eso es aconsejable hacer copias de seguridad periódicas, sobre todo, cuando escribes un blog. No fueras a perder todo el contenido que has estado creando tanto tiempo.

Si no sabes cómo hacer estas copias de seguridad, también podrías querer contratar este servicio. Así que especifícalo. 😉

¿Quieres pedir presupuestos para tu web como un experto?

Suscríbete y consigue ahora mi checklist gratuito.

Para que tu presupuesto no se dispare, la clave es no abarcar demasiado al principio. Aún así, no dejes de tener en cuenta los aspectos que irás añadiendo poco a poco y te ahorrarás posibles quebraderos de cabeza.

Para que te sea más fácil, he preparado un checklist descargable que puedes utilizar para no olvidarte de ningún detalle.

Espero que te sea útil y si te surge cualquier duda, escríbeme en los comentarios.

¡Hasta pronto!

Laia, blog, retrato
escrito por: laia vives

Diseñadora, especializada en branding. Ayudo a emprendedores, que quieren transformar el mundo desde la educación, la formación y la concienciación, a diferenciarse de su competencia y conseguir mejores clientes a través de la estrategia y el diseño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no tienes mi ebook gratuito?

Descárgalo ahora y descubre cuál es el primer paso para tener una marca dinámica que ponga tu proyecto en el lugar que se merece.