Descubre cuál es el primer paso para diferenciar tu marca

Suscríbete a mi newsletter y consigue ahora mi ebook gratuito sobre el propósito de marca para sobresalir entre la multitud.

Alba Sueiro Román, comunicación para marcas responsables

Alba Sueiro Román, comunicación para marcas responsables

Alba Sueiro Román, comunicación para marcas responsables

Entrevista Alba Sueiro Román

Alba Sueiro Román es experta en comunicación para marcas responsables y autora del blog “Una vida simple”. Un blog sobre sostenibilidad y consumo responsable donde escribía consejos sobre sostenibilidad, consumo responsable y cómo llevar un estilo de vida sencilla.

A finales del año pasado decidió dejar a un lado el blog en el que llevaba escribiendo más de tres años para empezar a ayudar a marcas social y medioambientalmente responsables a comunicar mejor.

Hola Alba. Gracias por aceptar esta entrevista y robarte algo de tu tiempo. Doy fe de que “tiempo” es lo único que no te sobra últimamente, así que te agradezco infinito el esfuerzo.

Gracias a ti, Laia. Siempre es un placer hablar contigo.

Explícanos un poco cómo ha sido esta evolución y qué te ha llevado a empezar cada uno de tus proyectos.

En 2011, mientras estudiaba comunicación, vi un documental que me dejó impresionada. Se llamaba “What would Jesus buy?” y mostraba el impacto de la locura navideña en el medio ambiente y las personas. Desde ese momento decidí dejar de comprar ropa en grandes cadenas comerciales y empecé a interesarme por el consumo responsable y la sostenibilidad.

Este compromiso me llevó a abrir mi blog sobre sostenibilidad, consumo responsable y vida sencilla en 2015 para mostrar el impacto social y ambiental de nuestro consumo y proponer otra forma más respetuosa de vivir, de manera entretenida y útil. Empecé a escribir en mi tiempo libre, mientras trabajaba en comunicación y proyectos para una pequeña empresa.

Web Alba Sueiro Román

Unos años más tarde abrí mi negocio de comunicación para marcas responsables www.albasueiroroman.com, que comenzó como una necesidad de volver a trabajar en comunicación después de un par de años con mi propia marca ética: “The Cantabrian”, un proyecto de eco-apartamentos vacacionales en Cantabria que funcionó bien, me hizo conocer personas interesantísimas y del que me llevé aprendizaje empresarial en vena, pero que no me llenaba tanto como pensé que lo haría en un principio.

¿Qué aspectos has querido mantener en común en los tres proyectos?

Los tres proyectos tenían como objetivo generar un cambio positivo: el blog, concienciando sobre el impacto social y ambiental del consumo desde nuestro poder como consumidores; los eco-apartamentos, mostrando que un turismo sostenible y de cercanía es posible; y mi empresa de comunicación para marcas responsables, ayudando a otros negocios éticos a comunicar su valor y entender a su cliente ideal no solo para vender más, sino para generar el impacto positivo que están buscando.

La verdad es que mi empresa de comunicación ha cerrado el círculo que se inició con el blog: escribir durante tres años sobre sostenibilidad o consumo me ha permitido entender las características y preocupaciones del consumidor responsable, lo que me ayuda cada día a la hora de crear estrategias de comunicación o escribir textos para marcas éticas.

Siempre que empezamos un nuevo proyecto corremos el riesgo de cometer alguna novatada o metedura de pata. ¿Qué errores crees que has cometido y te han permitido empezar el siguiente proyecto mejor preparada?

Bufff, ¿por cuál empiezo? (risas) He cometido muchas novatadas pero creo que la que más me ha impedido crecer y aprender ha sido hacerle caso a mi miedo.

Miedo a hacer mi trabajo de manera diferente, a decir lo que pensaba, a creer en mis ideas… En el momento en que decidí hacerle frente y aposté por volver a la comunicación con mi propia marca me di cuenta del tiempo que había malgastado por tener miedo.

Por eso pongo tanto hincapié, tanto en mis asesorías de storytelling como en mis servicios de estrategia de comunicación, blog estratégico y copywriting web, en que mi cliente se atreva a comunicar su diferencia, a mostrar que su marca es única, que tiene una manera propia de ver el mundo y no debe darle miedo expresarla, sino al revés. Su autenticidad es lo que le permitirá crecer.

«Si pudiera destacar algo que me ha ayudado en todos los proyectos es aprender a escuchar.»

¿Y qué aciertos o aprendizajes te ha proporcionado cada proyecto que has podido aplicar en el siguiente?

Para ser justas, también muchos. Me he hecho una experta en marrón-solving, de todo tipo (risas).

Pero si pudiera destacar algo que me ha ayudado en todos los proyectos es aprender a escuchar.

En el blog, leer y responder a todos los comentarios me hacía entender qué buscaban las personas que me leían. Eso lo implementé en los eco-apartamentos a través de una encuesta de satisfacción y hablando con mis clientes antes, durante y después de su estancia para saber por qué venían, cómo pasaban su tiempo y qué mejorarían después de vivir la experiencia.

Al sentir que les escuchas y te tomas sus respuestas en serio, la gente te da información valiosísima para mejorar tus servicios. Y, por supuesto, este aprendizaje es vital en una empresa de comunicación que se basa en escuchar antes de hablar.

Si pudieras volver a empezar, ¿hay algo que harías de otra forma?

El ser humano tiene esa manía de imaginarse en la situación anterior sabiendo todo lo que sabe en el ahora. Yo no soy una excepción pero últimamente prefiero pensar que tomar decisiones (buenas y malas) ha sido lo que me ha llevado hasta lo que es mi vida ahora. Así que, pese a los malos momentos, los cambios de rumbo y las decisiones desacertadas, no haría nada de otra manera. Y si no, mira lo que le pasa al protagonista de “About Time”

«Creo que el trato personal es lo que diferencia un buen servicio, sea online u offline.»

Excepto los apartamentos “The Cantabrian”, los otros dos proyectos podríamos decir que son 100% online. Actualmente, hay una creciente tendencia a recuperar el contacto humano, vivir experiencias presenciales y llevar acciones fuera del entorno digital. ¿Llevas a cabo algún tipo de acción fuera del entorno digital? ¿Qué aspectos, tanto positivos como negativos, destacarías de ambos mundos?

Pues en el offline voy a eventos, doy charlas e intento reunirme con los clientes de manera presencial siempre que tengo oportunidad…

Pero, en realidad, tú lo has dicho, lo que realmente nos importa a las personas (como consumidores, vendedores o empresarios) es el contacto humano. Sea online u offline.

Lo que realmente te gusta de ir a la frutería de siempre es que tu frutero te diga: “te he guardado estas cerezas para ti porque como vienes por la tarde se iban a acabar”. O que entres en el bar de abajo y te suelten: “¿una sin alcohol y un pincho de tortilla?”.

Al final, lo que realmente apreciamos, lo que aprecian mis clientes (aparte de que mi servicio dé resultados), es que les muestre que estoy ahí, que me preocupo por ellos y su negocio, que entiendo sus problemas, que me adelanto a sus necesidades, que les digo lo que pienso y no les vendo nada que no necesitan. Creo que el trato personal es lo que diferencia un buen servicio, sea online u offline.

«Otra dificultad a la que siempre se enfrentan las marcas responsables es la de mostrar en qué son diferentes cuando luchan por el mismo propósito que otros 100 más

¿Qué dificultades has hecho frente a la hora de llevar a cabo un proyecto con propósito y con impacto positivo?

La dificultad más profunda, con la que también se encuentran las marcas responsables con las que trabajo, es mostrar que el valor de los productos y servicios éticos es mayor que el precio.

Enseñar con tu comunicación que, si un producto ecológico es más caro, no es por capricho, sino por el impacto positivo en la salud, el planeta o el aire que respirarán las generaciones futuras el día de mañana.

Mostrar que, si un servicio es socialmente responsable, eso tiene un precio que refleja el enorme valor de no pasar por encima de la vida de las personas, aprovecharse de injusticias o saltarse los derechos humanos a la ligera.

Eso es lo que toda marca responsable debe centrarse en destacar: su valor.

eBook Alba Sueiro Román

Y otra dificultad a la que siempre se enfrentan las marcas responsables es la de mostrar en qué son diferentes cuando luchan por el mismo propósito que otros 100 más. Vale, tú eres otra tienda de graneles. ¿Y qué?, ¿qué te hace única como marca?, ¿por qué debería comprarte a ti y no a la otra tienda de graneles de la ciudad? Responder a estas preguntas es clave.

¿Quieres descubrir cuál es el primer paso para diferenciar tu marca?

Suscríbete y consigue ahora mi hoja de ejercicios gratuita.

¿Te consideras una marca activista? ¿Qué es para ti ser una marca activista y a qué debería comprometerse una empresa para merecerse dicha etiqueta?

Antes de contestar a esta pregunta quiero manifestar mi respeto a la palabra activista. Al final, tenemos los derechos que tenemos y disfrutamos de la tierra que tenemos gracias a esos y esas activistas, defensores y defensoras de la tierra, líderes sociales que han pasado antes que nosotros y que aún hoy están siendo acribillados en Brasil, Colombia, El Congo o Filipinas por proteger los derechos humanos o la naturaleza.

Una vez aclarado esto, sí, creo que se puede hacer activismo a través de las marcas y sí, me considero una marca activista porque mi objetivo es conseguir un mundo en el que solo existan las marcas responsables y trabajo cada día con ese propósito en mente.

Obviamente es un activismo mucho menos arriesgado ya que no te estás jugando la vida, pero no por eso deja de ser activismo.

Y también te digo que no sé si es una etiqueta que hay que “merecerse”, sino ganarse a golpe de credibilidad. Al final, de nada sirve que grites a los cuatro vientos que eres una marca activista para conseguir una medalla si tus acciones demuestran lo contrario. Y el activismo de mentirijillas por ganarte a un sector del mercado se nota a la legua.

Tener un propósito transformador es algo admirable, pero también necesitamos generar ingresos que nos permitan seguir luchando por conseguir el cambio que deseamos. ¿Qué acciones llevas a cabo para conseguir clientes y generar ingresos? Y más importante, ¿en qué orden aconsejarías a alguien que también quiere emprender su propio proyecto con impacto positivo, llevar a cabo estas acciones?

Es que yo considero que tener un propósito tiene el maravilloso efecto colateral de que es el camino más directo para generar ingresos. De esto precisamente hablo en mi charla TedX sobre marcas anticonsumistas. Y no lo digo yo sola, lo dicen expertos en marketing como Philip Kotler o Bernadette Jiwa.

Los consumidores están hartos de que les engañen, hartos de que las marcas les digan que se preocupan del bienestar animal o de la igualdad o de la deforestación en el amazonas, y luego tomen decisiones comerciales diametralmente opuestas a lo que defienden en público.

El consumidor está harto, con razón, y no es tonto. Y porque está harto y no es tonto, quiere comprar a marcas auténticas, honestas y con un propósito que resuene con sus valores.

Así que, si eres una marca responsable y quieres vender, céntrate en generar el mayor impacto positivo posible haciendo tu trabajo con la mayor calidad que puedas. Y comunícalo, comunícalo y comunícalo. El resto, viene solo.

Y ya para terminar, te propongo un ejercicio de creatividad. Imagina que estamos en el año 2050. Has conseguido tu propósito. ¿Cómo es el mundo que has imaginado y por el cuál decides que vale la pena hacer todo el esfuerzo que haces a día de hoy?

Estoy convencida de que en el futuro viviremos en un mundo en el que las marcas responsables han ganado cuota de mercado hasta hacer retroceder o cambiar sus procesos a las marcas tradicionales, que tendrán que repensar su manera de hacer negocios para evitar impactar negativamente en el planeta y sus habitantes. Estoy segura de que llegaremos a ello más pronto que tarde.

Que así sea. 😉

Gracias Alba. Como siempre, me llevo una buena colección de buenos consejos y aprendizajes. Ha sido un placer leerte y te deseo lo mejor en esta nueva etapa.

Y para ti lector, si tienes una marca responsable, no dejes de seguir a Alba a través de su blog o su Instagram donde encontrarás consejos valiosos para mejorar tu comunicación. 

¡Hasta pronto!

Laia, blog, retrato
escrito por: laia vives

Diseñadora, especializada en branding. Ayudo a emprendedores, que quieren transformar el mundo desde la educación, la formación y la concienciación, a diferenciarse de su competencia y conseguir mejores clientes a través de la estrategia y el diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no tienes mi ebook gratuito?

Descárgalo ahora y descubre cuál es el primer paso para tener una marca dinámica que ponga tu proyecto en el lugar que se merece.

Cerrar menú