Descubre cuál es el primer paso para diferenciar tu marca

Suscríbete a mi newsletter y consigue ahora mi ebook gratuito sobre el propósito de marca para sobresalir entre la multitud.

En tiempos de crisis, vuelve a tu esencia

En tiempos de crisis, vuelve a tu esencia

En tiempos de crisis, vuelve a tu esencia

Estos días de confinamiento estoy aprovechando para revisar mi plataforma de marca. Ese documento donde resumes: tu propósito, tu promesa de marca, tu posicionamiento, tus valores, tu rol de tu marca y tus territorios para que te sea más fácil tomar decisiones en tu negocio.

Aunque esta crisis no nos va a afectar a todos por igual, tarde o temprano te tocará decidir cómo tu negocio debe afrontar la situación del Coronavirus, si no estás tomando ya decisiones.

Si tu ritmo de trabajo ha disminuido, aprovecha estos días para revisar los pilares de tu marca. Así evitarás que una decisión precipitada, pensando en el corto plazo, derriba lo que venías construyendo durante tanto tiempo y que tu audiencia vaya a resguardarse al edificio de enfrente.

Para que te sea más fácil esta tarea he preparado una guía paso a paso para que puedas revisar estos pilares y valorar si con con un par de muebles nuevos tienes suficiente, si necesitas tirar o construir paredes nuevas o tienes que optar por una reforma integral.

¿Praparad@? ¡Vamos allá!

Como siempre, empieza por tu propósito

Si estabas dudando si poner un vinilo bien visible en la pared de tu despacho con la frase inspiradora de tu porqué, ahora es el momento. No para presumir de despacho, sino para tener tu propósito bien visible. 

También vale un post-it (o unos cuantos), pero sobre todo no olvides que tienes una misión que cumplir.

Ser fiel a tu propósito mantendrá tu discurso coherente, aunque te veas forzad@ a optar por decisiones que en otra situación no tomarías.

Si empiezas a desviarte, ten en cuenta que puedes estar solucionando un problema ahora mismo, pero tener un par más cuando todo se haya calmado. Porque tu cliente no es fiel solo por las soluciones que le has ofrecido en cada momento, sino porque cree en tu misión.

Tu cliente ideal

En el artículo anterior te comentaba que tu cliente ideal es…

«…aquella persona que comparte tu visión del mundo y que está dispuesta a comprarte porque ve en tus servicios la solución que necesita para ser parte del cambio que propones.»

Sin embargo, puede que algunas personas te estén comprando por razones ajenas a esa visión particular que tienes del mundo. 

Ahora mismo no dejes de atenderlas. Tus servicios son las herramientas que las personas necesitan para hacer realidad el cambio, y atenderlas, tendrá una repercusión colateral positiva y te dará la oportunidad de amplificar tu mensaje a un sector que igual en otra situación no se interesaría por él.

En tus acciones a largo plazo, ya te encargarás de seguir atrayendo a ese cliente ideal que habías definido al principio.

Identifica los distintos tipos de buyer persona y pregúntate para cada uno:

  • ¿Cómo es su situación actual?
  • ¿Cómo se siente ahora mismo ante la necesidad de tus servicios?
  • ¿Han cambiado sus necesidades y su orden de prioridades?
  • ¿Qué frenos tiene ahora mismo para no comprar tus servicios?
  • ¿Cómo puede tu marca ayudar a cada uno de tus buyer persona?
  • ¿Quién es más probable que esté dispuesto a comprarte ahora mismo?

Tu producto

Uno de los aspectos que más vas a tener que replantear son tus servicios para hacerlos más accesibles. Y cuando digo accesibles, me refiero tanto al precio como al formato. 

Ojo con las ofertas ahora mismo. Una bajada de precios mal planteada puede afectar a tu posicionamiento y te será difícil recuperarlo cuando todo se estabilice. Crea un servicio más básico a precio reducido u ofrece facilidades de pago para que tu estrategia de precios no se vea afectada.

La cuestión es que te toca demostrar tu flexibilidad y adaptarte a esta nueva situación.

Algunas cuestiones que puedes tener en cuenta son…

  • ¿Puedes ofrecer ahora mismo los mismos productos de siempre?
  • ¿Puedes adaptarlos, transformarlos, retocarlos para seguir ofreciéndolos?
  • ¿Tienen un precio accesible para la situación actual?
  • Si el precio supone un freno, ¿puedes ofrecer alguna alternativa, facilidad de pago o un nuevo producto?
  • ¿Son los beneficios de tus productos igual de importantes ahora?

Cambies lo que cambies, sé fiel a tu promesa de marca.  No sea que ese nuevo servicio quede como una acción oportunista y no como una oportunidad bien aprovechada.

Tu promesa es tu compromiso con el cliente y éste seguirá esperando que cumplas lo que has estado prometiendo durante tanto tiempo.

Si ese nuevo servicio necesita una nueva propuesta de valor, acuérdate de tu propósito. Y si tu nueva promesa te exige un nuevo posicionamiento, ahí tienes la pista que estabas esperando para empezar tu reforma integral.

Tu rol de marca

Cuando empezó el confinamiento las redes se inundaron de propuestas de marcas ejerciendo el papel de «cuidadoras». Hasta aquí todo bien.

El problema que han tenido algunas es que no todas estaban preparadas para mantener ese cuidado a largo plazo. Entre otras cosas, porque no tenían claro cuál era su papel en todo este embolado.

El rol que venías ejerciendo en el camino hacia tu propósito es el que debes mantener.

  • Si has estado inspirando como un 'líder', mantén esa inspiración que tu comunidad espera.
  • Si eres una marca 'educadora', aprovecha y ofrece cursos o tutoriales.
  • Y si eres una marca tipo 'optimista', mantén tu vitalidad y sigue entreteniendo a tu comunidad.

Hagas lo que hagas, que sea con el mismo tono que habías estado aplicando hasta ahora. Ejercer un rol que no te corresponde, hará que tu audiencia lo vea como una decisión no meditada y motivada por la situación actual, más que una voluntad de ayudar a tu comunidad. 

Si tienes que cambiar tu rol, que sea porque tu comunidad lo está deseando (o necesitando).

Tus territorios de marca

Es importante que tu comunicación se adapte a la realidad que nos rodea, pero no estás obligad@ a hablar de ‘incertidumbre’ si normalmente hablas de ‘acuarelas’, por poner un ejemplo muy simple. 

Ojo, habla de esa incertidumbre si te enfrentas a ella cada vez que tienes que empezar a pintar una hoja en blanco con tus acuarelas y explica cómo la afrontas para que tu audiencia tenga herramientas para superar su incertidumbre.  

Aprovecha tus territorios de marca para dar esa nueva dimensión a los temas de actualidad y conseguirás estar presente entre tu comunidad sin salidas de tono. 


Espero que te haya servido de ayuda y recuerda, ante los momentos de crisis, vuelve siempre a tu esencia.

¡Gracias por leer!

Laia, blog, retrato
escrito por: laia vives

Diseñadora, especializada en branding. Ayudo a emprendedores, que quieren transformar el mundo desde la educación, la formación y la concienciación, a diferenciarse de su competencia y conseguir mejores clientes a través de la estrategia y el diseño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Todavía no tienes mi ebook gratuito?

Descárgalo ahora y descubre cuál es el primer paso para tener una marca dinámica que ponga tu proyecto en el lugar que se merece.

Cerrar menú